Las familias beneficiarias de las tarjetas prepago del Ayuntamiento de Langreo podrán usarlas en 140 locales comerciales y hosteleros del concejo

 Las familias beneficiarias de las tarjetas prepago del Ayuntamiento de Langreo podrán usarlas en 140 locales comerciales y hosteleros del concejo

El consistorio dedica 350.000 euros a ayudas a personas con ingresos mermados
por las consecuencias económicas de la pandemia y los estados de alarma

«Es una inversión con efecto espejo porque cada euro se aprovecha dos veces, una para ayudar a los hogares y otra para impulsar las ventas en la economía loca», destaca la alcaldesa 

Un total de 140 establecimientos comerciales y hosteleros de Langreo admitirán como medio de pago la tarjeta monedero que el Ayuntamiento de Langreo entregará a personas y familias cuyos ingresos hayan sufrido recortes a consecuencia de la pandemia. El consistorio acaba de publicar la lista de empresas colaboradoras tras la ampliación del plazo de adhesión abierto a todos los negocios del concejo. Los portadores de las tarjetas podrán encontrar locales donde utilizarlas en los distritos de Sama, La Felguera, Lada, Ciañu y Riañu.

La alcaldesa, Carmen Arbesú, destacó este martes «el gran esfuerzo» que hace el Ayuntamiento para dedicar 350.000 a una partida que tiene «un efecto espejo». «Podemos hablar de que aportará el doble de esa cantidad a la economía de Langreo. Pondremos las tarjetas en manos de familias golpeadas por la crisis y ellas, a su vez, podrán gastar ese dinero en establecimientos del concejo. De esa manera, cada uno de los 350.000 euros beneficia a dos personas y es como si fueran 700.000», explicó.

Además, la concejala de Hacienda, Patricia Fernández Sanguino incidió en el compromiso municipal al comprometer para fines sociales y de reconstrucción económica tras la pandemia una cantidad significativa del remanente municipal.  «No es solo el porcentaje que dedicamos a este programa, sino la apuesta por las personas que lo pasan mal. Lo que se es aporta a ellas son fondos que no van a inversiones. Pero en este momento debe primar la gente frente a las obras», apuntó.

Las familias beneficiarias, a las que deben pertenecer asalariados o autónomos que hayan sufridos despidos, situaciones de ERTE o mermas significativas de sus ingresos a consecuencia del impacto económico de la pandemia y de los estados de alarma declarados para combatirla, presentaron su solicitud ante el área municipal de Servicios Sociales, que se encargó de su valoración. Las bases de la convocatoria señalaban que estaba destinada a hogares que no percibieran ya ayudas directas como el salario social o el ingreso mínimo vital. Se ha aprobado la entrega de tarjetas a 60 hogares.

«Esperábamos una cifra mayor a tenor de las movilizaciones y de muchas reclamaciones que recibimos. Pero las ayudas no solo hay que pedirlas en la calle, sino solicitarlas y reclamarlas en el marco oportuno. En todo caso, valoraremos una ampliación del plazo porque de lo que se trata es de alcanzar el mayor número posible de personas que puedan hacer uso de esta ayuda», añadió la alcaldesa.

Las tarjetas, que se entregan cargadas con un saldo de hasta 350 euros, servirán como medio de pago, sin más trámites ni para los compradores ni para los establecimientos, en los 140 locales adheridos al programa, a cuya relación completa puede accederse por distintos medios. Todos los participantes exhibirán un cartel en el que, mediante un código QR, podrán verse todos los colaboradores. La lista también podrá consultarse en el portal web del Ayuntamiento, en el perfil municipal en Facebook y en la página www.yocomproenlangreo.es.

Con las tarjetas podrán adquirirse todo tipo de bienes y servicios. Solo están excluidos el alcohol, el tabaco, la participación en juegos de azar, los artículos de lujo y el pago de suscripciones o tarifas periódicas.

Artículos relacionados