La Policía Local de Langreo detiene a una conductora que triplicaba la tasa de alcohol y estuvo a punto de embestir a un coche patrulla

 La Policía Local de Langreo detiene a una conductora que triplicaba la tasa de alcohol y estuvo a punto de embestir a un coche patrulla

La mujer invadió el carril contrario al cruzarse con los agentes, que tuvieron que hacer una maniobra brusca para evitar un choque frontal e iniciar una persecución

La Policía Local de Langreo detuvo en la madrugada del martes a una conductora que triplicaba la tasa permitida de alcoholemia. Un coche patrulla que realizaba labores de vigilancia en el distrito de La Felguera se cruzó con su vehículo alrededor de las 3.30 horas del día 8 en la calle Llugarín, en las inmediaciones de la estación de autobuses y del paso a nivel de Langreo Centro. La mujer invadía el carril contrario mientras circulaba y, al cruzarse con ellos, obligó a los agentes a realizar una maniobra brusca para evitar una colisión frontal.

Tras esquivar el choque, el vehículo policial emprendió la persecución del otro coche y consiguió alcanzarlo y darle el alto en la carretera de Paxumal, a la altura del establecimiento hostelero que se encuentra en la zona. Los policías constataron que la conductora, que era también la única ocupante, presentaba claros síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que decidieron realizarle una prueba que arrojó un resultado positivo y una tasa de alcoholemia que triplicaba el límite establecido.

Por ese motivo, los agentes detuvieron a la mujer por un delito contra la seguridad vial. Está citada para un juicio rápido el próximo martes, 15 de junio.

 

Identificado el dueño de un quad sin matrícula, documentación ni seguro en el que circulaban solos dos menores

En otra actuación, realizada alrededor de las 21.00 horas del pasado domingo, 6 de junio, un coche patrulla que hacía labores de vigilancia en el barrio de La Joécara, en el distrito de Sama, se cruzó con dos niños que circulaban en un quad. Al percatarse de la presencia policial, los dos menores abandonaron el vehículo y escaparon corriendo hacia un grupo de personas sentadas a la entrada de un inmueble.

Los dos menores resultaron tener 5 y 10 años. Los agentes identificaron también a sus padres. Uno de los adultos era el propietario del quad. También procedieron a la retirada del vehículo, que carecía de matrícula. Su dueño tampoco presentó ningún tipo de documentación ni recibos del seguro. La Policía Local ya ha cursado los boletines de denuncia por esos hechos.

Artículos relacionados