La alcaldesa de Langreo condena el incendio intencionado de cuatro contenedores en Sama

 La alcaldesa de Langreo condena el incendio intencionado de cuatro contenedores en Sama

Los recipientes para el reciclaje de residuos estaban situados en la calle Alonso Nart
y la Policía Local recibió a las 23.25 horas el aviso de que estaban en llamas

La alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, condenó este viernes el acto vandálico cometido a última hora de la noche del jueves en Sama, donde ardió de forma intencionada un grupo de cuatro contenedores para la recogida de basura. La batería de recipientes para el reciclaje estaba situada en la calle Alonso Nart, cercana al centro del distrito. La Policía Local recibió a las 23.25 horas el aviso de los vecinos de la zona de que había un incendio en la vía pública. El cuerpo municipal envió patrullas y acudieron también los bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias para sofocar las llamas.

«Ya vimos en los últimos meses otros ejemplos de estos intolerables de vandalismo. Van mucho más allá de la gamberrada. Las llamas ponen en peligro a los vecinos y el coste económico de reponer los elementos necesarios para un servicio tan esencial como la recogida de basuras recaen sobre el Ayuntamiento, es decir, sobre el bolsillo de todas y todos los langreanos. Hay cuatro contenedores inservibles o completamente destrozados. Cada uno de ellos cuesta alrededor de 1.000 euros. Además, los Servicios Operativos nos avisan de que habrá que rebachear el pavimento, porque el asfalto quedó deformado por el calor. En total, hablamos de unos 5.000 euros en daños. Es un dinero público que no podrá dedicarse a otros fines muy necesarios por el comportamiento inaceptable de los responsables de este desaguisado», señaló la alcaldesa, Carmen Arbesú.

El Ayuntamiento colaborará en todo lo posible con la investigación policial para intentar encontrar a los autores del incendio, que se suma a otros de las mismas características registrados desde el pasado verano. Una misma batería, situada en la calle Manuel Álvarez Marina, en el distrito de Ciañu, ardió en dos ocasiones: la primera, a comienzos del mes de agosto, y la segunda el día 19 de febrero de este año. Además, a principios de noviembre de 2020, ardieron en Sama ocho recipientes en tres puntos distintos del distrito y en una misma noche. En conjunto, y sumado el fuego de la pasada noche, todos esos daños han costado casi 20.000 euros a las arcas municipales.

«Es intolerable. Queremos que la Policía detenga a los autores y, por lo que al Ayuntamiento respecta, pasarles la factura de un comportamiento execrable. También habrá que empezar a plantearse cambios en el sistema de recogida de basuras para evitar este tipo de acciones», indicó Arbesú.

 

Artículos relacionados