El gerente del Área VIII explica la situación sanitaria a los portavoces tras la entrada en vigor de la prórroga de la alerta naranja

 El gerente del Área VIII explica la situación sanitaria a los portavoces tras la entrada en vigor de la prórroga de la alerta naranja

La alcaldesa pide a los grupos no hacer política con las medidas para contener
la propagación del coronavirus en la comarca del Nalón

El gerente del Área Sanitaria VIII del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) participó este miércoles en una reunión informativa con la alcaldesa y los portavoces de todos los grupos políticos municipales mantenida en el Ayuntamiento de Langreo antes de la celebración de una Junta de Gobierno Local. Bernabé Fernández, convocado tras la entrada en vigor la pasada medianoche de la prórroga de la alerta naranja decretada por la Consejería de Salud, que durará otros siete días, explicó a los ediles la situación epidemiológica de Langreo y de toda la comarca del Nalón, la evolución de los casos de covid en el Valle en las últimas semanas y las medidas recomendadas por los expertos para prevenir la propagación de la pandemia. También respondió a todas las preguntas planteadas por los portavoces acerca de las diferencias entre el Nalón y las áreas sanitarias de Asturias donde la alerta naranja conlleva otras recomendaciones a los ayuntamientos y a la ciudadanía.

Tras la intervención del gerente, los grupos celebraron una Junta de Gobierno en la que el portavoz de Unidas por Llangréu planteó la reapertura de los mercados al aire libre para la venta ambulante en Sama y La Felguera. La alcaldesa, Carmen Arbesú, argumentó que, después de escuchar los criterios del Sespa, el grupo de la oposición debería reconsiderar esa postura. «Les pido que no hagan política con este asunto, porque estamos hablando de la salud de toda la ciudadanía. Son ustedes el único grupo político de todos los ayuntamientos de la comarca que cuestiona esa decisión. Sean razonables», señaló la alcadesa.

Arbesú señaló que comprende las quejas de los vendedores ambulantes que no pueden instalar sus puestos. «Esta situación les perjudica. Pero no tomamos las medidas contra ellos ni porque queramos ponerles dificultades. Los ayuntamientos del Valle no nos sacamos esta decisión de la manga, ni la adoptamos por nuestra cuenta, sino que seguimos el criterio de los especialistas en epidemiología que nos recomiendan reducir todas las aglomeraciones de personas y las oportunidades de contacto social. Tampoco entramos ni salimos en las recomendaciones para otras áreas sanitarias de nuestra comunidad autónoma. Hacemos caso a los que nos dicen los expertos y somos muy precavidos, porque lo que está en juego es la salud nuestros vecinos y vecinas. No queremos arriesgarnos a sufrir brotes ni exponer a nuestra población vulnerable a situaciones de riesgo», añadió la alcaldesa.

 

Artículos relacionados