El ferial de San Pedro tendrá aforo limitado, controles de acceso y limpieza reforzada de las atracciones

 El ferial de San Pedro tendrá aforo limitado, controles de acceso y limpieza reforzada de las atracciones

El plan de autoprotección fija en 1.333 personas la ocupación máxima del recinto

«Animo a la ciudadanía a disfrutar con responsabilidad y a seguir unas normas que se establecen en beneficio de todos», señala el concejal de Seguridad, Javier Castro

. El plan de autoprotección del recinto ferial que se instalará en el distrito de La Felguera con motivo de las fiestas de San Pedro incorporará el balizado o el vallado de todo el perímetro, controles de aforo y la desinfección de las atracciones entre viaje y viaje. El protocolo de 2021 incorpora medidas dirigidas a evitar contagios de la covid 19 a las disposiciones habituales en ediciones anteriores. Después de la suspensión en 2020, el acuerdo promovido esta semana por el Ayuntamiento de Langreo y respaldado por la Sociedad de Festejos y Cultura San Pedro y los representantes de los feriantes y de los vendedores ambulantes que participan en el mercado de los sábados, la cita festiva felguerina volverá a celebrarse en su ubicación habitual del Parque Alcalde García Lago (Parque Nuevo).

Según las disposiciones contenidas en el plan, el ferial funcionará entre el sábado 26 de junio y el jueves 1 de julio en el Parque Nuevo y en la plaza de Alejandro Cabrales, situada junto a él. El montaje de las atracciones y casetas podrá comenzar a partir del miércoles 23 y el desmontaje podrá completarse el viernes 2 de julio. El recinto tendrá permiso para funcionar de 17.00 a 22.00 horas en los días laborables. El sábado 26, el domingo 27 y el festivo martes 29, día de San Pedro, se habilitará, además de ese horario de tarde, otra franja de actividad entre las 12.00 y las 14.00 horas. 

El recinto quedará completamente cerrado con vallas, balizas o elementos naturales. Tendrá un único punto de acceso que conducirá desde la calle Daniel Álvarez González a la plaza de Cabrales, un solo sentido de circulación para recorrerlo a pie y una salida a la altura del cruce entre las calles Alfonso Argüelles y Daniel Álvarez González. A la entrada se harán controles de temperatura a todo el público y se instalarán dispensadores de gel de manos. El uso de las mascarillas será obligatorio en todo momento.

Cada atracción individual también deberá estar perimetrada y contar con un solo punto de entrada y una salida diferenciada. Los asientos deberán desinfectarse entre viaje y viaje y, en el caso de que algún usuario decida hacer dos viajes seguidos, deberá bajarse y volver a entrar en el recinto. Los menores de 14 años podrán acceder acompañados y para los adultos que los supervisen se establecerán zonas de espera en las que deberá respetarse la distancia de seguridad. 

El ferial ocupará una superficie total de 9.000 metros cuadrados, de los que unos 3.500 estarán ocupados por las atracciones o casetas y otros 500 por sus equipos auxiliares. Esa circunstancia deja alrededor de 5.000 metros cuadrados para su uso por parte del público. Con esos parámetros, el aforo máximo del recinto se fija en 1.333 personas en cada momento. Se fijarán controles en la entrada y, en el momento en que se alcance esa cantidad de personas en el interior, se restringirá el acceso hasta que se registren salidas. Se habilitará una zona de cola para que quienes aguarden el momento de entrar estén separado por 1,5 metros.

«Evidentemente, nos gusta que se recupere San Pedro, que los feriantes vuelvan al trabajo y que los niños tengan carruseles. Pero tenemos que lograr que la actividad sea segura. El virus aún no está derrotado y ya sabemos que no se le pueden dar facilidades para propagarse en ninguna circunstancia. Animo a la ciudadanía a disfrutar del ferial con responsabilidad y a seguir unas normas que se fijan en beneficio de todos», apunta el concejal de Seguridad, Javier Castro.

Artículos relacionados