InicioEntrevistas

«Yo estaba indefensa y él protegido por un sindicato potente»

«ENTREVISTA CON ARACELI JANEZ TRABAJADORA MUNICIPAL ACOSADA POR UN COMPAÑERO»

 

Araceli, pasaste por un acoso hace seis años ¿no ?

Sí, un acoso continuado durante 8 meses hasta que los jefes se enteraron porque yo en principio no quise decir nada, no quería problemas, pero bueno, el acoso continuó durante estos seis años igual.

 

¿Y cuando empezó ?

Empezó el 12 de junio del 18 que fue cuando empecé a trabajar .

 

¿Cómo fue cuando te puso bajo tierra sin escalera.?

Eso fue ya pasado 7,8 meses de estar trabajando con él y recibir insultos y vejaciones diarias y putadas.

Nada, tuve que hacer un trabajo con él había que preparar un panteón bajo tierra donde tenías cuatro cuerpos a cada lado y estaba a 3,4 metros bajo tierra. Tenía que hacer el trabajo con él , pusimos la escalera, bajé y según bajé, me dijo ahí te quedas y me quito la escalera. Ahí me asusté muchísimo, muchísimo. Me asusté muchísimo porque dije este hombre es capaz de cualquier cosa, o sea, todas las amenazas que me lleva haciendo durante estos ocho meses se van a cumplir. 

Nada , me tuvo allí 20,25 minutos mientras él se reía a carcajada limpia con el resto de los compañeros, así a una distancia bastante prudente , como unos 100 metros estarían porque eso me imaginé. Me imaginé que estaban como a la entrada del cementerio y tal y aguante allí estoicamente como pude porque no tenía cobertura para llamar a la policía, ni a los jefes , ni a nadie y cuando volvió , yo lo primero que pensé fue a mí no me va a ver llorar y no me va a ver asustada.

No me da la gana de darle esa satisfacción. 

Cuando volvió me dijo : ¿Qué ? ¿Estuviste a gusto? 

Le dije:  “Sí, sí, perfectamente, pero pásame la herramienta que tengo que trabajar”.

Acabé mi trabajo y me fui a hablar con los jefes y les dije hasta aquí no puedo más.No puedo más porque me va a pasar algo. Me van a hacer algo.

 

¿Y los jefes qué fue lo que dijeron?

Los jefes automáticamente dijeron que va, esto hay que solucionarlo ya y al día siguiente los expulsaron de cementerios, los mandaron para el servicio de obras y yo trabajé sola ese día y me dijeron que me iban a traer unos chicos nuevos de otros servicios, que eran gente como de confianza , con los que no iba a tener ningún problema y la verdad es que no tuve ningún problema con ellos, eran unos chicos encantadores y me trataron siempre como a una compañera, más que es lo que hay que hacer. Con esto no quiero decir que sean los mejores compañeros del mundo, ni nada , es simplemente que te tratan como te tienen que tratar porque no tenemos que ser amigos, tenemos que ser compañeros de trabajo.

 

Hay tres sentencias firmes porque él apeló y la última dice que él es culpable , le condenan a 9 meses de prisión,que no va a ir porque no tiene antecedentes , pero lo que está claro es que tú pides el despido.

Yo pido el despido porque esto fue un tema penal por el Juzgado,  pero a él , a él y al resto de los compañeros, un expediente disciplinario.

El resto de compañeros se van a ir de rositas porque no se les va a aplicar un expediente disciplinario y fueron cómplices, para mí , tan culpable es el que lo hace como el que lo consiente.  Pero ahora mismo estoy esperando a que se haga el expediente disciplinario , se cumpla y lo despidan porque él cometió faltas muy graves de acoso contra una compañera de trabajo y es un empleado público y hay que dar ejemplo.

 

Tuviste que ir varias veces escoltada al trabajo. ¿ Es esto verdad ?

Durante un año. Durante un año yo estuve escoltada por la policía para ir a trabajar por las tardes porque por las tardes los enterradores trabajamos solos . Vamos a hacer los entierros solos y tuve que estar un año escoltada por la policía hasta que cambió el gobierno y me retiraron la escolta.

 

¿ Cuándo entró el PSOE te quitaron la escolta ?

 

¿Y el PSOE fueron los que votaron que no querían despedirle ? Sí que no querían despedirle.

 

Con la entrada de IU parece ser que Roberto, el alcalde, lo tiene de que lo hay que despedir. 

Sí eso dijo el otro día en una rueda de prensa y confío en él totalmente.

 

Ahora estás de vacaciones, vas a empezar a trabajar…

Sí, pasado mañana.

 

¿En qué situación te encuentras?

Pues ahora mismo la situación es que no se , no se cuando me incorpore el jueves con lo que me voy a encontrar porque este chico estuvo protegido por un sindicato muy potente de aquí de Langreo, estuvo protegido y estuvo asesorado.

Y fueron ellos los que le llevaron el juicio. Hay mucha gente de ese sindicato en la nave y no sé con qué me voy a encontrar.

Es más, ahora después de tres sentencias , donde es firme la condena, no solo este sindicato, no pide perdón, sino que lo sigue teniendo de afiliado y además lo sigue protegiendo, porque me imagino, que intentarán que no lo despidan. 

 

¿Tienes miedo a qué vuelva a pasar?

Sí, sí, sí, totalmente, totalmente. Tengo miedo que vuelva a pasar y, no solo ya por él, si no,no va a ser a lo mejor el acoso que sufrí durante estos años de insultos, de vejaciones, de lo de la poza, pero si sé que va a haber algo de mooving. Sí sé que lo va a ver porque yo ahora mismo para todo el mundo soy la que está haciendo que se despida a un trabajador. Lo que no se dan cuenta es que ese trabajador cometió un delito. Y cuando cometes un delito hay que pagarlo. No es solo mi declaración de que yo diga me acosan y él diga que no y ala, ya está condenado. No, hubo mucha gente que declaró, fueron veintipico testigos, la mitad mío, la mitad de él. Los de él no se acordaban de nada, no habían visto nada. El juez se dio cuenta e incluso queda reflejado en la sentencia de que hicieron caso omiso o miraron para otro lado y , mis testigos, fueron gente valiente, que no me conocían de nada, dieron la cara por mí y contaron lo que vieron , las vejaciones, los insultos , e incluso, cuándo sucedieron. Me defendieron y fueron contra este chico y le dijeron que no podía hacerme eso.

 

¿Antes de vacaciones estuviste de baja? 

Sí, estuve de baja.

 

¿ Cuánto tiempo ?Año y medio año. 

 

Osea que hace año y medio que no lo ves. Que no lo veo sí.

 

Estas de vacaciones y te incorporas este jueves y de momento no sabes si vas a cementerios o a donde vas.

De momento no se nada, no me han confirmado nada. 

Creo que mañana me dirán algo, pero claro, me hubiese gustado saberlo antes la verdad para poder estar un poco más tranquila. 

 

¿Qué te dice la abogada?

La abogada me dice que lógicamente el Ayuntamiento tendrá que tomar medidas para que esto no vuelva a suceder.

Esto ya es cosa del Ayuntamiento y de prevención de riesgos laborales. Yo solo tengo que esperar a ver qué pasa.

 

Porque claro, en la nave donde te te cambias están todos los compañeros .

Todos los compañeros , todos los compañeros sí.

Compartimos la misma nave de vestuario. Si en su día, cuando a ellos lo sacaron de cementerios, que ya no coincidía con ellos más que la entrada y la salida sucedió la agresión en el pasillo del vestuario, lógicamente , yo ahora cuando vuelva, no voy a entrar en ese vestuario. 

 

¿Bueno, tienes apoyo de amigas? 

Tengo apoyo de amigas, de familiares, de vecinos…, mucho apoyo.

 

¿Y de concejales? También . 

 

Bueno, pues no sé si quieres añadir algo más .

Es muy complicado conseguir demostrar una acoso. Que es muy duro , que te ves muy sola y que durante todo el tiempo hasta que te llegua la sentencia firme, no tienes apoyo de nadie pero que hay que denunciar, hay que denunciar y ya no solo por nosotras, si no por las que vienen detrás.

A nadie nos gustaría que a una hija nuestra, una sobrina, una hermana le pasase lo mismo y la gente que mira para otro lado y que hace que apoya una acosador, deberían pensárselo un poquitín.

 

¿Qué crees que dirán cuando vean la entrevista? 

Pues muchos me apoyarán , muchos me apoyarán pero sé que habrá gente de su entorno que me pondrá verde y dirán que es mi palabra contra la de él.

Se puede demostrar fácilmente viendo las sentencias porque son públicas.

En las sentencias hay mucha gente, mucha gente que declaró lo que vio ,los insultos que me hacía y le paró los pies, entonces no es solo mi palabra contra la de él es la palabra de mucha gente contra la de él. 

Pues sí. Queremos saber qué sucede el jueves y que no tengas que volver a pasar más por estos momentos tan difíciles. Muchas gracias Delfín.

Me hacía la vida imposible. Soporte durante demasiado tiempo ese acoso, hasta que temí por mi vida.

Nos trataba como objetos. Llas mujeres solo valemos para follar y fregar. «Chochito» me llamaba delante del resto de compañeros e incluso de personal de empresas externas o de vecinos en el cementerio. Todo esto y mas hechos, quedaron demostrados en el juicio. Gracias al testimonio de trabajadores del Ayuntamiento de Langreo, como de empresas externas que coincidieron con el condenado y con Araceli realizando labores en el cementerio de Pando, que testificaron sobre el trato vejatorio y los insultos que el condenado realizaba sin ningún reparo.

Según los hechos probados en la sentencia del Juzgado de lo Penal en Sama, por los distintos testigos presenciales, del calvario vivido por la víctima, los reiterados comentarios desagradables, como por ejemplo «las mujeres son todas unas putas, solo valen para follar y fregar», vertidos en horario laboral durante los desplazamientos en furgoneta, delante de otros trabajadores en el cementerio de Pando entre otros lugares. Llegando incluso, a ser reprendido por otros trabajadores municipales en una conocida cafetería mientras comían el pincho. Pero lo que Araceli no podrá olvidar fue lo ocurrido el 22 de Noviembre de 2018, cuando el ahora condenado en firme, decidió retirarle la escalera de salida y dejarla encerrada durante unos 20 minutos dentro en un panteón a unos 3 metros bajo tierra. Este suceso probado en sede judicial, fue uno de los episodios que hicieron que Araceli decidiese dar el paso y atreverse a denunciar a sus superiores. Este acto no mejoro la situación si no que lo que sucedió, según comenta la sentencia, fue que sus compañeros le hicieran el vacío a la víctima, generándole más angustia.

Fragmento de la sentencia “hechos probados” por el juez.

Está terrible situación fue sufrida por Araceli durante demasiado tiempo, pues el condenado por acoso laboral, se defendía acogiéndose al derecho a «la libertad de expresión»

El acoso laboral por parte del condenado, compañero de trabajo en ese momento que le hacía la vida imposible, tristemente, el condenado, lejos de pedir disculpas, arrepentirse por su comportamiento, continúa creyendose en poder de la verdad, muestra de ello son tanto el recurso en el Tribunal Superior, que vuelve a darle la razón a la víctima y el Recurso de Casación ante el Tribunal Supremos realizado en Mayo de 2023, desestimado hace unos días.

Fallo del recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias

Haciendo que después de un periplo judicial iniciadas las actuaciones incoadas en 2019. Llegamos a 2024, son 5 años a la espera de justicia, llenos de presiones, ataques y acusaciones, que por fin ahora la verdad ve la luz, poniendo al acusado en el lugar que le corresponde. Esperando que la Víctima deje de pagar por algo de lo que no tuvo la culpa, ser mujer no puede ser la razón por la que alguien te amargue tu jornada laboral.

Ella solo desea reincorporarse a su puesto de trabajo y poder continuar con su labor en el servicio de Cementerios, sin el miedo de sufrir acoso laboral.